económicas. familia

Patatas a la Importancia – Recetas Fáciles

patatas a la importancia tienen un nombre cuanto menos curioso ¿No te parece? Este guiso hecho principalmente a base de patatas proviene de la falta de alimentos que había en los tiempos de la postguerra. Ante esa situación, había que agudizar el ingenio y las patatas eran un alimento económico. Antiguamente el guiso se hacía con agua en vez de ponerle caldo y vino, es es una variante que ha aparecido con el tiempo.

Lo único seguro es que es un plato muy rico, fácil y perfecto para disfrutarlo.

Receta de las Patatas a la Importancia

Por este motivo de escasez de alimentos, han llegado hasta nuestros tiempo tantas receta tradicionales en las que la base son las patatas ¡Y qué buenos guisos!

Una variante que a mi personalmente me encanta son estas patatas de Semana Santa, que son muy parecidas a las patatas a la importancia pero con bacalao y huevo duro.

Si lo que estás buscando son guisos con patatas, tienes que probar las patatas con costillas, patatas con chocos o estas fantásticas patatas con vino. Si lo buscas más elaborado, siempre puedes encontrar el estofado de ternera tan rico. Y si buscas un pescado, el famoso marmitako es una maravilla.

Ingredientes para Patatas a la Importancia

Para 4 Personas

  • 500 – 600 g. de Patatas
  • 1 Cebolla Mediana
  • 2 Dientes de Ajo
  • Perejil al Gusto
  • Harina de Todo Uso
  • 2 – 3 Huevos
  • 200 ml. de Vino Blanco
  • 300 ml. de Caldo
  • Pimienta Negra
  • Sal

Como hacer Patatas a la Importancia. Preparando las patatas

  1. Para hacer las patatas a la importancia lo primero que haremos será pelar y lavar las patatas.
  2. Una vez las tengamos así, las partimos en redondo, como las patatas panaderas, con el grosos de entre medio y un dedo de ancho. Hay que intentar que todas queden más o menos iguales.
  3. El motivo de partirlas con ese ancho es que al cocinarlas mantengan la forma. Si las hacemos demasiado delgadas se romperán y si son muy gruesas tardaremos más en cocinarlas.
  4. Una vez las tengamos preparadas, las vamos a salpimentar. Hazlo sin miedo que las patatas son muy “sosas” y con la manipulación van a perder parte de la sal.

Rebozado de las patatas a la importancia

  1. Preparamos un plato con harina y otro con huevo. En mi caso comienzo poniendo dos huevos y si veo que me hace falta más pongo otro a medida que lo voy necesitando.
  2. Batimos bien los huevos y lo dejamos preparado.
  3. En una sartén ponemos a calentar el aceite.
  4. Mientras esperamos a que el aceite se caliente, vamos cogiendo las patatas y las pasamos primero por la harina y luego por el huevo. Cuando las tengamos bien embadurnadas las llevamos a la sartén y las doraremos por ambos lados.
  5. No te debes preocupar porque las patatas queden crudas, después las vamos a cocer. Lo único importante es que queden con un bonito dorado por ambos lados.
  6. Conforme las tengamos hechas, las vamos pasando a un plato con papel absorbente.

Guiso de las patatas a la importancia

  1. En una cacerola limpia pondremos el aceite de cocinar las patatas. Si ves que necesita un poco más puedes añadir aceite limpio.
  2. A continuación, pelamos y partimos la cebolla y los dientes de ajo. También preparamos un poquito de perejil fresco picado.
  3. Los pondremos en el aceite para que se ablanden, a fuego moderado con el objetivo de no quemarse, sino de pocharse.
  4. Cuando estén listos colocaremos con cuidado las patatas procurando que no se rompan.
  5. Le añadimos el vino blanco y el caldo. Las patatas deben quedar cubiertas.
  6. Bajaremos el fuego y taparemos las patatas.
  7. Las vamos a tener cociéndose a fuego lento durante 30 minutos. En el transcurso de esa media hora, para mover las patatas cogeremos la cacerola del asa y la moveremos, pero no vamos a mover las patatas con ningún utensilio, solo menearlas con el vaivén de la cacerola.
  8. Pasado ese tiempo, con un tenedor, comprobaremos que las patatas estén blanditas. Esto lo sabremos si al pincharlas no oponen resistencia y el tenedor sale con facilidad.
  9. Retiramos del fuego y las servimos calentitas.

Patatas a la importancia 2

Consejo para disfrutar de las patatas a la importancia

Van perfectas como acompañamiento y como plato único.

En muchos sitios hacen las patatas a la importancia con azafrán. Se añaden varias hebras en el momento en que incorporamos el caldo. Le da un incremento de sabor muy bueno.

Si dejas el guiso mucho tiempo, las patatas irán bebiendo el caldo y se quedarán más secas. Por eso es importante servirlas cuando estén cocinadas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios